Programmed: Rules, Codes, and Choreographies in Art, 1965–2018

Solo en Inglès

Ian Cheng, Baby feat. Ikaria, 2013

0:00

Ian Cheng: Pies de bebé. Ikaria, es una obra que realicé en 2013 y es una simulación.

Narrador:  Ian Cheng.

Ian Cheng: Y presenta tres bots conversacionales que suelen utilizarse como una suerte de función para la atención al cliente. Pero, en lugar de hablarle a una persona, hice que hablaran entre ellos. Y, en el proceso, tenía grandes esperanzas de que, de alguna manera, generaran su propia conversación, que se desviara hacia el reino del absurdo o hacia un tipo de sinsentido muy repetitivo y semántico. Creo que he logrado ese efecto. Pero la premisa era que la conversación sería generativa y que, mientras esta conversación estuviera sucediendo, el espectador vería en una pantalla diferente algo semejante a escombros que, con el tiempo y con la evolución de esa conversación, comenzarían a tomar forma y el espectador empezaría, con suerte, a ver esta conversación como una especie de macroorganismo o entidad en sí misma.                                     

Al ponerlos juntos, al unirlos en esta especie de motor de videojuego donde pudieran simular todas sus posibilidades, la idea era que yo, como artista, perdiera el control y que mi control existiera solo al nivel de configurar el experimento.

Abstract simulation graphics.

Ian Cheng: Pies de bebé. Ikaria, es una obra que realicé en 2013 y es una simulación.

Narrador:  Ian Cheng.

Ian Cheng: Y presenta tres bots conversacionales que suelen utilizarse como una suerte de función para la atención al cliente. Pero, en lugar de hablarle a una persona, hice que hablaran entre ellos. Y, en el proceso, tenía grandes esperanzas de que, de alguna manera, generaran su propia conversación, que se desviara hacia el reino del absurdo o hacia un tipo de sinsentido muy repetitivo y semántico. Creo que he logrado ese efecto. Pero la premisa era que la conversación sería generativa y que, mientras esta conversación estuviera sucediendo, el espectador vería en una pantalla diferente algo semejante a escombros que, con el tiempo y con la evolución de esa conversación, comenzarían a tomar forma y el espectador empezaría, con suerte, a ver esta conversación como una especie de macroorganismo o entidad en sí misma.                                     

Al ponerlos juntos, al unirlos en esta especie de motor de videojuego donde pudieran simular todas sus posibilidades, la idea era que yo, como artista, perdiera el control y que mi control existiera solo al nivel de configurar el experimento.


Ian Cheng, Baby feat. Ikaria, 2013. Live simulation, sound, artificial intelligence service; infinite duration. Whitney Museum of American Art, New York; gift of Candy and Michael Barasch 2015.197. © Ian Cheng