Pacha, Llaqta, Wasichay: Indigenous Space, Modern Architecture, New Art

Solo en Inglès

Escuchar a los artistas y al curador sobre la exposición.

Guadalupe Maravilla

0:00

Guadalupe Maravilla: Hola. Hace poco me cambié mi nombre a Guadalupe Maravilla, antes era Irvin Morazan. Me cambié mi nombre, porque mi papá usa el apellido Maravilla en su identidad falsa porque él es indocumentado y quería enseñar solidaridad en estos tiempos difíciles para los inmigrantes. Cuando yo tenía ocho años, crucé la frontera solo escapando de la guerra civil de El Salvador.

Mis obras para la exhibición Pacha, Llaqta, Wasichay explorando las historias de desplazamiento. Lo que me interesa del manuscrito de Historia Tolteca Chichimeca fue que comencé a mapear mi ruta de inmigración original cuando cruzaba la frontera Estados Unidos-México cuando era niño. Los manuscritos mapean la área que crucé durante mi viaje de dos meses a los Estados Unidos. El manuscrito original fue dibujado por un sacerdote católico en el estilo indígena de dibujo de esa época.

Esos dibujos ilustraron la cruce de rutas, ríos, rituales, su conexión con la medicina de plantas y la colonización, entre muchas cosas asociadas con la vida indígena de esa época. Mi proceso consiste en alterar a los símbolos y motivos reales de los mapas originales para componer nuevos mapas de forma digital. El próximo paso es jugar tripa chuca con un lápiz y marcador en la parte superior de los mapas recién impresos con alguien que no esté documentado para crear rutas abstractas de inmigración.

Tripa chuca es un juego de números y líneas que jugaba desde niño en El Salvador. El resultado parece una huella digital abstracta o forma de mapa de líneas hechas por dos personas que comparten una experiencia similar de cruzar a través de las tierras. Los participantes que jugaron tripa chuca con los dibujos son todos indocumentados. Mi padre participó, un estudiante en frente deportación, y el cantante de mariachis de setenta-dos años.

A maze like drawing with small footprints.

Guadalupe Maravilla: Hola. Hace poco me cambié mi nombre a Guadalupe Maravilla, antes era Irvin Morazan. Me cambié mi nombre, porque mi papá usa el apellido Maravilla en su identidad falsa porque él es indocumentado y quería enseñar solidaridad en estos tiempos difíciles para los inmigrantes. Cuando yo tenía ocho años, crucé la frontera solo escapando de la guerra civil de El Salvador.

Mis obras para la exhibición Pacha, Llaqta, Wasichay explorando las historias de desplazamiento. Lo que me interesa del manuscrito de Historia Tolteca Chichimeca fue que comencé a mapear mi ruta de inmigración original cuando cruzaba la frontera Estados Unidos-México cuando era niño. Los manuscritos mapean la área que crucé durante mi viaje de dos meses a los Estados Unidos. El manuscrito original fue dibujado por un sacerdote católico en el estilo indígena de dibujo de esa época.

Esos dibujos ilustraron la cruce de rutas, ríos, rituales, su conexión con la medicina de plantas y la colonización, entre muchas cosas asociadas con la vida indígena de esa época. Mi proceso consiste en alterar a los símbolos y motivos reales de los mapas originales para componer nuevos mapas de forma digital. El próximo paso es jugar tripa chuca con un lápiz y marcador en la parte superior de los mapas recién impresos con alguien que no esté documentado para crear rutas abstractas de inmigración.

Tripa chuca es un juego de números y líneas que jugaba desde niño en El Salvador. El resultado parece una huella digital abstracta o forma de mapa de líneas hechas por dos personas que comparten una experiencia similar de cruzar a través de las tierras. Los participantes que jugaron tripa chuca con los dibujos son todos indocumentados. Mi padre participó, un estudiante en frente deportación, y el cantante de mariachis de setenta-dos años.


Guadalupe Maravilla, Requiem for a border crossing of my undocumented father #3, 2016. Archival inkjet print, 30 x 20 in. (50.8 x 76.2 cm). Edition 3 of 5. Collection of the artist